La electricidad: un paso en la historia

619 12 33 24
La electricidad: un paso en la historia

En la actualidad, estamos acostumbrados a que todo funcione con electricidad hasta el punto de verla como algo imprescindible. ¡No nos imaginamos sin instalaciones eléctricas en Marbella! ¿Te has planteado cómo sería vivir sin ella?, ¿despedirnos de todos los aparatos electrónicos y de la misma luz de casa?

Realmente, sería una situación compleja para la mayoría de nosotros, sobre todo si la viviéramos durante meses y meses.

Todo empezó antes de Cristo, curiosamente, donde ya se conocía el poder “eléctrico” que producía el ámbar frotado. Así empieza este repaso a la historia de la electricidad, donde veremos cómo los antepasados profesionales de las instalaciones eléctricas en Marbella fueron aportando su granito de arena hasta dar con esta poderosa fuente de energía.

En el año 1600, la Reina Elizabeth I empezó a curiosear una forma para estudiar y mejorar las brújulas. Así, le ordenó a su físico, Gilbert, que realizara un estudio. Este hombre fue el primero en proporcionar el nombre de “elektron”.

Mucho más tarde se empezó a estudiar la naturaleza de los rayos, pensándose en la electricidad. Ya en 1776, Chales de Coulomb (cuyo apellido designa una de las unidades de la electricidad a día de hoy), consiguió medir por primera vez la fuerza entre distintas cargas de electricidad.

Ya en 1800 encontramos la primera “pila” ancestral, una celda electrostática que ¡producía corriente eléctrica! Cada vez que veamos una pila deberíamos recordar a Galvani y a Volta, los protagonistas principales.

Pasaron muchos años y un sinfín de personas que fueron trabajando en las propiedades de la electricidad. No debemos olvidar a Nikola Tesla, el genio a quien, a día de hoy, se le considera el verdadero padre de la electricidad moderna, la que instalamos en Trivilux. Tesla buscaba energías eléctricas alternativas como la eólica o solar en pleno siglo XIX. Todo un adelantado para su tiempo.

haz clic para copiar mailmail copiado